Un último bocado de férulas

He dicho desde hace unos días que ya no voy a fumar, y la verdad creo que ha de ser una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

 

Pero tengo que admitir que no lo podré hacer de la noche a la mañana, primero tendré que poner un plan para aprender cómo limpiar zapatos de antes, aunque obviamente lo más sencillo es decir “ya no fumo a partir de ahora”, pero no, ya que se trata también de irlo dejando hasta que muy pronto pueda decirle al mundo “¡he dejado de fumar!”

 

Lo más difícil serán todos estos días en los que he bajado de golpe desde muy arriba. Hace todavía un par de días estaba fumando una cajetilla por día, estamos hablando de 14-21 cigarros por día, lo cual vine haciendo desde hace ya un par de años con tal frecuencia, por no mencionar que ya tenía un par de años fumando más de 5 cigarrillos por día.

 

Por eso es que de hace un par de días para acá he bajado radicalmente el consumo de ese tabaco, creo que si logro superar esta ocasión entonces habré pasado hacia el otro lado. Ojalá que sí se pueda lograr, ojalá que no me eche para atrás después, ojalá que las cosas salgan bien. Son parecidas a las ferulas para juanetes.

 

Realmente quiero dejarlo, es solo que por el momento no podrá ser de golpe, en estos dias lo que estoy haciendo es fumar un máximo de 2 o 3 cigarros por día, y eso en caso de que me termine de fumar cada uno, ya que en varias ocasiones lo que he hecho es fumar la mitad y tirar los cigarrillos por la calle.

 

En fin, es momento para cambiar y cambiar para bien, es momento de empezar de nuevo un nuevo ciclo mejor, sin necesidades de salir a fumar, sin estar ansioso, sin pensar en que si esto o que si aquello, en las personas con las que uno puede salir a fumar o las personas con las que no se puede.

 

Lo había pensado desde hace rato, pero nunca me había atrevido a realmente dejar de hacerlo, nunca había tomado la iniciativa de ni siquiera fumar en la mañana después de despertar, me veía toda la vida fumando cigarrillos, me veía enfermo de alguna enfermedad pulmonar muy pronto, veía mi futuro muy oscuro, pero tuve que parar ese tipo de pensamiento para comenzar otro tipo de vida, si no hubiera podido ser muy oscuro lo que venía, ferulas para juanetes.

 

No es que no quiera hacer nada además de entender cómo limpiar zapatos de antes, más bien es que quiero hacer mucho. Incluso no es lo primero que comienzo a hacer, he empezado a limpiar mi departamento y mi vida. Pronto seré otro tipo de persona, una más organizada, más activa, más ordenada, más limpia, que viste mejor, que vive mejor y que además es más contenta.

 

Hoy me desperté con otra forma de ver las cosas, me desperté más animado, más agradable. Cuando haya llegado al nuevo horizonte que estoy buscando entonces podré voltear hacia atrás y verme escribiendo este post, ustedes entenderán que me sentiré realmente orgulloso de mí.

 

Yo sé que hay otras personas que tal vez pudieran esperar más tiempo antes de dejar un vicio como el cigarrillo, por eso es que ahora lo hice de tajo, antes de arrepentirme.

Escribir comentario

Comentarios: 0